31 de diciembre de 2010

Me da pena pedir un cigarro




Muchos de nosotros, los consumidores de cigarros, "pudimos notar" (lo puse entre comillas porque es algo rotundamente cínico) que a finales del presente año las cajetillas se volvieron "un poquito" peculiares (¿Se los tengo que explicar otra vez?). Tocaron piso en nuestras nuevas cajetillas, desdichadas imágenes y mensajes nada indirectos que sólo provocan miedo y tal vez, hasta morbo para algunas personas. Y aparte de todo, les subieron el precio a las desgraciadas, como si nos cobraran la tinta. He de decir, que me llamó tanto la atención este nuevo proyecto que ha implantado el Gobierno sobre el alza del precio de los cigarros, los visuales y las notas anexas, que hice una pequeña investigación durante algunas horas para conocer el porqué estaba ocurriendo semejante portento. Para las personas que no están muy familiarizadas con el tema, los pondré al día con un resumen de lo que logré examinar.


No conformes con el precio, ya altísimo, que se paga por este placer, la Cámara de Diputados, aprobó modificar el IEPS al tabaco, con un aumento de cinco pesos por cajetilla. A esto se le sumarán dos pesos que se habían pactado en la Ley de Ingresos (una de esas iniciativas de las que les gustan, en especial, porque la ley se llama "de Ingresos") del año pasado, por lo que a partir del 2011, nuestros adorados cigarros costarán siete pesos más. ¡Yei!


Con éstos incrementos al tabaco, se espera que el Gobierno consiga recursos por alrededor de doce mil millones de pesos. ¡Yei!


Y como cultura general y para que vean que soy buena onda, les diré que me enteré por ahí que el Partido Verde Ecologista de México aprobó un impuesto especial por 25% a las bebidas energéticas, con lo que se sumarán doscientos cincuenta y dos millones de pesos más. ¡Doble yei!


Debo mencionar que, en todas las fuentes que recurrí se expresa que este asunto del alza de los precios y las ilustraciones sobre los cigarros (e incluso lo de las bebidas energéticas) han sido objeto de gravámenes para evitar su consumo. En mi opinión, el precio tal vez sí vaya a inhibir su consumo ¡Pero porque la mayoría de los mexicanos somos pobres! y es ahí donde siempre nos pegan, donde más nos duele, en el dinero. Con esto, quiero decir que nosotros no podemos dejar de consumir por convicción propia ¡Sino por jodidos! "Supuestamente" el dinero que se colecte será dirigido al sector salud del país. He aquí la parte interesante. ¿Ustedes creen que en verdad irá para allá el dinero? Veamos: Albercas gigantes, pistas de hielo, playas meramente improvisadas, bigotones luminosos, ciudades completamente inundadas, más de la mitad de la población en pobreza, etcétera. Claro está que será bien dirigido ¡Yei! De seguro ya ni sabrán qué hacer con ese dinero que se recaude.


Nos hemos dado cuenta de que el gobierno utiliza cualquier pretexto para robarle a su "querido" pueblo. El más claro ejemplo sería la tenencia y todas éstas cochinadas de las que estoy hablando, y con tanta tontería y consumismo que nos meten en el cerebro, ¡Sólo nos quieren distraer! ¡No se dejen! ¡No sean tontos! ¡Que se pongan a arreglar las calles, la inseguridad, el racismo, la basura, la pobreza, la corrupción, el analfabetismo, la piratería entre todas esas cosas que nos molestan tanto a nosotros los mexicanos! Deberían de preguntarse el porqué los mexicanos fuman tanto, ¡El estrés! Estrés de la vida laboral, estrés por el desempleo, estrés por darle de comer a la familia, estrés por falta de dinero y todavía se atreven a subirle. ¡Es estúpido!


Visualicen. Un consumidor mexicano que gana el salario mínimo, tendría que trabajar alrededor de 5 horas sólo para comprar una cajetilla de cigarros, mientras que en otros países como Brasil más o menos serían 2 horas y en Estados Unidos escasos 40 o 50 minutos. Qué buena economía tenemos, ¿No? Pienso que lo único que se logra con este tipo de acciones es que se recurra a otras opciones como el mercado clandestino, la búsqueda por evadir impuestos, cambiar de vicio por verdaderas sustancias prohibidas por ser más baratas, entre otras, pero la más peligrosa que yo veo, es la terrible incomodidad de pordiosear un cigarro por saber que cuesta lo mismo que ir al cine.


¿Se dan cuenta del factor común que tenemos avanzando ante nuestros ojos? Durante todo el sexenio se han incrementado políticas encaminadas al cuidado de la salud. Y como son resabios nuestros gobernantes, recurren a la ancestral forma de control social, la prohibición. Rápida, sencilla, efectiva y no cuesta dinero (al contrario hasta les deja el changarro). La verdad no hay que culparlos, claro está que piensan en otras cosas mejores para nosotros. Nunca llegan dichas cosas, pero ellos siguen ahí "pensando". Primero, se nos galardonó como campeones del mundo, ¡Sí! ¡Primer lugar mundial en obesidad infantil! ¡Otro yei! Y por haber acreditado dicho premio, se prohibe la comida chatarra en las escuelas.

"Que un país sea campeón del mundo en obesidad y tenga buena parte de su población desnutrida es un reflejo de las carencias, contrastes y malos gobiernos que aquejan a México. Es imperativo que despierte México."


-Andrés Roemer

Luego en algunos estados como en mi natal Guanajuato se prohibieron la educación sexual veraz y la venta de la píldora del siguiente día, y por ende, se encarcela a las mujeres por abortos espontáneos. ¿Que si la vecina perdió al bebé mágicamente? A la cárcel. ¿Que si se fue a abortar a otro estado y regresó? A la cárcel. ¿Que si dio a luz pero le robaron a su bebé? Sin rodeos, ¡A la cárcel! Finalmente, vemos esta nueva política del tabaco, que no es específicamente de prohibición, pero son medidas casi coercitivas para los consumidores. A fin de cuentas, es la misma pendejada, quieren seguir oprimiendo nuestro libre albedrío. ¿No sería "más mejor y menos pior" invertir en educar a los niños y jóvenes a tener una alimentación sana, enseñar los riesgos del tabaquismo y las drogas en general, y sobre cómo tener una verdadera salud sexual? Sé muy bien que es difícil y lleva años modificar ideas, hábitos y comportamientos en las personas, pero vaya, no es imposible, y si se hubiera invertido desde hace mucho, el asunto ahora tal vez sería diferente y tal vez este escrito hubiera sido sobre "Kalimba y el abuso sexual". Pero bueno, el hubiera no existe.


A fin de cuentas, que se muera el que quiera. Seguiremos consumiendo y acabará siendo nuestro problema. De cualquier manera el país no está tan bonito con todo derrumbándose, que si la luz, que si el agua, que si el teléfono, que si el gas y que si su amiga la gasolina, y actualmente, que si los cigarros.

"De niño le tenía miedo a la oscuridad, de grande le tengo miedo a la luz, al agua, al teléfono, al gas y al cable."


-Chumel Torres

El problema no son los cigarros, el problema es que nos dejamos. Ya basta de dejarnos. El mexicano tal vez sea cobarde, pero no es pendejo. Pueblo, despierta, La Patria te necesita.

23 de septiembre de 2010

Óbito


Ni hechiceros ni ambiciosos, ni pobres ni lujosos

Nadie se salva de este destino tan dudoso

Porque puede ser correcto, pero también indecoroso

Aunque lo adecuado es más tardío

Siempre suele ser beneficioso

Porque el otro lado es excesivo

Y es ahí donde extravía su sentido

El sentido de algo hermoso

Que es entrar allá en el cielo

Queda vagando en un lugar perdido

Perdido en este mundo tan repleto

Pero ¿Cómo puede estar pasando esto?

Saturado de bellezas y magníficos encantos

Se debería volver más agraciado

Pero el sentido queda en el misterio y en lo opaco


Y así, la vida va perdiendo su recato

Quedando ciega ante estos cuadros

Nublándose por pleito y malos tratos

Por la ignorancia y los maltratos

Por corazones destrozados


Pero ahí vamos, contaminando cada paso

De este mundo que nos ha dado su regazo

Su cobijo y su abrazo

Nos aprovechamos de este amparo

Porque tanto en cielo como en pasto

Se ha pisado cada espacio

Dejando birria en todos lados

Sonrisas vueltas llanto

Provocando caos por un mal gesto

Y tonterías como pretexto

Aproximando el fin de este planeta

Asesinando a la naturaleza

Arrebatando a la pobreza

Malgastando la experiencia

Que debería de dar conciencia

A esta sociedad sin sutileza

Que está mediocre de inteligencia

Pero asaz de conveniencia

Porque ya veo yo cómo dan la vista buena

Para destruir materia de esta tierra

Así elevar sus pertenencias

O taladrar las mismas grietas

Pero no alivian carencias

Ni penas ni rabietas

Ni aflicciones ni tristezas

Aportando más ideas

Que desgastan la existencia

Dejando nula esta vivencia

¿Pero qué harían con un pulmón baleado?

¿Con la inmundicia de su lado?

Acarreando con cuero de dos brazos

Con su amuleto ya colgando

Pero que ese objeto idolatrado

Fuera de alguna parte del humano

Ya sea un diente o un pie cortado

Hecho por elegancia y sin haberles importado

Cómo resultó ni de dónde lo sacaron

Inventando cada excusa

Que ni ellos se han ideado


Se debería curar a los hermanos

Cosechar los frutos dados

Hacer limpiar a aquellos malos

Empezando en propias manos

Premiando a justos y a honrados

Teniendo cielos despejados

Auxiliando a los soldados

Que en vez de estar armados

Deberían de estar librados

De esas guerras y conflictos

Que sólo a muerte lleva a vivos

Y así podremos ir logrando

El dichoso mundo tan hablado

Que tanto hemos esperado

16 de septiembre de 2010

Ya sabéis el modo de ser libres, a vosotros toca señalar el de ser felices


Montado en su magnífico caballo, Morelos iba en busca del padre Don Miguel Hidalgo y Costilla. Él quería ver con sus propios ojos a su antiguo director, y ahora, iniciador del movimiento de insurgencia. En cuanto se encontraron, ambos se estrecharon en un fuerte abrazo y platicaron por horas, comenzando así, un lazo muy estrecho que nos llevaría hacia la gracia y la liberación de nuestra patria. Un movimiento que por primera vez una conciencia de raza, de unidad, de pertenencia y autodeterminación, alumbraría el sentimiento de todos los mexicanos.


Fue ese 16 de septiembre de 1810, cuando Miguel Hidalgo, junto con un estandarte de Nuestra Señora de Guadalupe, lanzó el llamado grito de Dolores e inició la revuelta acompañado de Allende y un ejército formado por miles y miles de mexicanos.


Pero no fue sino hasta el 27 de septiembre de 1821 cuando acabó este movimiento, después de once años llenos de muertes, capturas, derrotas y persecuciones. Al fin, la nación que por trescientos años nunca tuvo voluntad propia, ni libre uso de la voz, salía de la opresión en la que había vivido. Ese día, la capital recibió alborozada a los triunfadores, entre el repicar de campanas, el sonar de clarines y tambores, restallar de cohetes y los gritos entusiastas de la multitud. Todos salieron a las calles a festejar el nacimiento de una patria.



Hoy estamos cumpliendo 200 años del comienzo de éste hecho tan memorable. Sin embargo, yo todavía me pregunto, ¿Qué vamos a festejar?


No podemos celebrar un acontecimiento que el día de hoy nosotros mismos, como mexicanos, no respetamos, pues habiendo personas que se roban nuestra libertad y destruyen a nuestra nación, nos seguimos quedando callados. Es triste ver cómo los mexicanos vemos con preocupación lo que en nuestro país ocurre, sin hacer nada, con cierta indiferencia al respecto. Ver cómo un campesino no tiene ni la más remota idea de qué fue lo que aconteció durante la guerra de la Independencia por no haber tenido acceso a la educación. Ver cómo nuestro gobierno se preocupa más por distraer la atención de nosotros, discutiendo si aprobar, o no, las relaciones maritales entre los homosexuales, mientras ignora afrontar cara a cara los problemas que están a la vista de todos y mientras más de la mitad de los mexicanos sufren de hambre y de pobreza.



De hecho, éste año nuestro gobierno invertirá 580 millones para festejar en grande el Bicentenario de nuestra "Independencia". 580 millones como si nuestro país estuviera en condiciones para darse esos lujos después de una enorme crisis económica. No estoy diciendo que la ocasión no amerite ese dinero, sin embargo, 580 millones podrían ser gastados en un sin fin de cosas como la divulgación de la ciencia y difusión de la cultura, entre otras que hacen falta en nuestro país, y no en fuegos artificiales ni en circos de una noche.


Cabe mencionar que también se festeja el Centenario de nuestra Revolución Mexicana. Revolución que en 1910 tenía como objetivo devolver las tierras a los pobres que las trabajan, lograr igualdad entre todos los mexicanos, terminar con los caciques de aquellos tiempos, en fin, tenía como objetivo derrocar a la esfera de poder que se apropiaba de México y garantizar así, el respeto y la igualdad de las personas ante la ley. Tristemente eso hasta hoy en día no se ha logrado, concentrando el poder del país en menos del 3% de la población. Me vuelvo a preguntar, ¿Qué vamos a festejar?



Estamos viviendo en un país con una cultura en decadencia, con una cultura bélica. En un país en el que se sigue derramando sangre y en el que la guerra contra problemas como el narcotráfico, parece haber sido perdida. En un país en el que se generan alrededor de 63.000 millones de dólares por tráfico de drogas, suficiente dinero para difundir lo único que a esas personas los mantiene en el poder, el miedo. La pregunta ahora es, ¿Seremos indiferentes ante el miedo?



Con orgullo, puedo ver que aún en medio del desastre, hay voces que claman, que México puede volver a nacer, voces que inspiran optimismo y que transmiten el tipo de actitud que México necesita tener.


Dejemos de ser indiferentes a los problemas que día a día crecen, que día a día amenazan a nuestra seguridad, a nuestra nación y a nuestras futuras generaciones. Dejemos de ser indiferentes ante un cáncer que consume desde adentro al México que se ha construido durante años con el esfuerzo de todos. Quitémonos de encima esa inmadurez e ineptitud de retratar a México como un país hostil. Hay que demostrarle al mundo que nuestros antepasados nos dejaron una nación, la cual, somos capaces de defender.


Aún somos mayoría los que sostenemos y construimos a diario nuestro México. Aún somos más los que estamos en contra, los que estamos ya hartos de todo esto pero aún estamos a tiempo y aún el problema tiene solución. Si fuimos capaces de vencer a la opresión en el pasado, lo podremos hacer de nuevo, porque el hambre y la injusticia engendran guerreros, porque somos un pueblo capaz de grandes hazañas y porque todos juntos podemos trabajar por un México mejor.


Porque es momento de quitarnos el miedo y de hacer que la voz de todos se escuche, y así, forjar ese México que tanto hemos anhelado.


Hemos de constatar que no sólo somos un pueblo formado de muchos años de lucha, esfuerzo y sacrificio, sino también de satisfacciones y contento. Hay que lograr sentirnos satisfechos y contentos esta vez.

Con todo esto, puedo concluir que hay de gritos a gritos. Los hay de alegría y los hay de tristeza; los hay de placer y los hay de dolor; los hay de fatiga y los hay de grandeza; pero siempre, siempre, viniendo del corazón. ¡Que viva el bicentenario y que viva México!


"Morir es nada cuando por la patria se muere"

22 de julio de 2010

Traspapelado


Se me olvidó cómo olvidarte

Se me olvidó cómo acordarme

De ese sentimiento

Que creía yo abundante

Pero me doy cuenta

De que sólo es un rocío

Sólo es una gota

Pero de un mar ya vacío

Y aunque es poco el elemento

Me seduce con luceros

Pero retuerce mis escombros

Porque no entiendo lo de adentro

Pero te veo y luego pienso

Que tú eres todo lo que quiero

Aunque no fue mucho el tiempo

Pero siempre yo te pienso

Y tu bien es lo que anhelo

Porque eso es mi deseo

Que tengas una vida como lienzo

Como uno nunca antes hecho

Trazando cada línea y cada encuentro

Como algo eternamente bello

Y cuando acábese el retrato

Te admiren todos con encanto

Y aunque mi corazón esté acabado

Por ti yo me mantengo en alto

Pues te espera un viaje largo

Y estarás fuera de mis brazos

Pero nunca de mi afecto

Porque amor yo experimento

Y eso... no rinde adeudo al tiempo


Gracias, por inspirarme todo eso

De corazón yo te lo digo

Y que el recuerdo sea testigo

13 de julio de 2010

Me he vuelto un adicto


Tengo que admitir que, aunque nunca tomo, y la verdad me da igual tomar o no, específicamente en las dos fechas en las que he tomado, y ni siquiera me he puesto al grado de borracho, pero sí demasiado feliz, lo que la gente ordinaria diría "happy", me la he pasado tan increíblemente bien y me he divertido en verdad tanto que no me la creo. Tomando en cuenta que en esas fechas han pasado cosas que han marcado mi vida (aunque suene exagerado, pero créanme que han sido, y creo que seguirán siendo fuente de inspiración para muchos de mis escritos, cómo este en particular) podría decir que, aunque siempre he pensado que no es necesario el alcohol, ni algún otro tipo de droga para la diversión, no está de más pensar en una cerveza y buen cigarro para pasarla bien, de hecho podría decir que esos eventos sucedidos me pusieron todavía más "happy" de lo que ya estaba. Conste que me maldigo pensando que durante mucho tiempo tuve una base muy sólida en cuanto a no tomar, como no hacerlo para no afectar mi cuerpo, mi mente o mis valores y principios. Pero cuando intento cambiar esa base por una que defienda mi posición, así como empecé a tomar, pienso, chingue su madre ¿Qué más da?. Las únicas cosas malas que me han dejado el tomar son ropa mojada, un suéter con un hoyo de cigarro, y mal aliento. En cambio las cosas buenas que me han dejado son noches inolvidables, un amor de película y una eterna diversión. No cabe duda que nada de eso tiene precio. Si el que está libre de pecado arroja la primera piedra, ya estuvo que me quedé con las manos llenas. Amén.

Por ti descubrí...


Por ti descubrí un nuevo sentir,

Una locura que se siente en mí.


Por ti descubrí que mi pensar

Se vuelve inútil al ver tu mirar.


Por ti descubrí que mi existir

Sólo perdura si tú estás ahí.


Por ti descubrí la perfección

Que tiene un poema al ser tú la razón.


Por ti descubrí que se puede amar

En todo momento y en todo lugar.


Por ti descubrí que mi amor

Le pertenece a tu corazón.


Por ti descubrí lo que hay en mí

Y tu latir me hace vivir.


Por ti descubrí la inspiración

Para escribir esta canción.


Por ti descubrí lo que me hace cantar

Aunque muy mal pero viene de acá.

Me he vuelto un marrano


Desde hace algunos meses, casi el año, he dejado de cuidarme tanto como solía hacerlo antes, lo cual ha repercutido en mi imagen corporal ante el espejo y ante los demás, y la imagen psicológica ante mí mismo. Debo de admitir que, a partir de hoy, oficialmente me declaro todo un marranito. La báscula me escupió 80 kilos en la cara, directo a los ojos, sin avisar, lo cual hasta me nubló la visión durante unos instantes, sin saber qué hacer o qué pensar, así de mala onda. De alimentarme sanamente, tomar bastante agua durante el día, evitar los refrescos y el alcohol, hacer ejercicio 6 veces a la semana por 2 horas mínimo, pasé a las grasosas hamburguesas y a los pastelitos de chocolate, a encerdarme con comida barata, y a la media hora de ejercicio tres veces a la semana, en dos patadas, y todo en nombre de la diversión y el libertinaje. Antes tenía en mente que era importante cuidar de mi imagen y de mi salud, pero ahora me dan ganas de suicidarme recordando lo cuarentón que era pensando cosas de esa magnitud. De cualquier manera, empezaré a cuidarme un poco más haciendo más ejercicio y más continuo tal y como lo hacía antes y me alimentaré de una mejor manera. Ya de pasada trataré de dormir mínimo unas 7 horas al día y de tomar mucha leche, porque dicen que si tomas mucha leche y duermes bien, creces alrededor de unos 5 centímetros más de lo que tu cuerpo habría de poder crecer, así que si crezco más, voy a aparentar ser más delgado. Claro que no puedo dejar la diversión a un lado, así que me propuse a guardar el equilibrio, como todo en la vida. Paciencia y esfuerzo, que Dios los bendiga porque ahí les voy.

9 de julio de 2010

Si no sabes nadar, te ahogas

Ahora es muy fácil secuestrar a cualquier persona. Todos dan direcciones en facebook y lo peor, aclaran desde qué hora estarán ahí, de quién es la casa y etiquetan a todas las personas posibles para que la fiesta sea más pop. Por ejemplo, también en twitter, ya hasta ponen que se encuentran en cierto lugar y te mandan el link con un mapa para que llegues y secuestres a la persona en el momento que quieras, claro, antes de que mande otro tweet diciendo que ya está en otro lugar anexando otro mapa.


Me he dado cuenta de que, desgraciadamente, a la gente se le hace más interesante la relación de una pareja de tontos, que una enfermedad o algo realmente importante.


También concuerdo con una gran amiga, que se ve del horrible puto asco que la gente ponga "xD" para todo. Que si los vieron besándose "xD", que si fue algo cagado "xD", que si su mamá es hombre "xD", digo, por favor. Hace no más de una semana le menté la madre a un pobre pendejo porque le comentó a una chica algo muy vulgar, y me respondieron sus amiguitos diciéndome naco y que me creía "grande" insultando a los demás. Tras varias ofensas que me hicieron los ilusos esos, el pobre "jarioso" sólo comentaba cosas como: "piry me la pelas xD", y otro que me llamó mucho la atención fue: "HAHAHA me aman xD", y lo más decepcionante de todo (aparte de los "xD's"), ¡Fue que la chica comentó a favor de sus amigos!, en lugar de que me diera las gracias por defenderla de comentarios tan ofensivos, me apuñala a lo idiota, sólo por seguir a la jauría de perros, digo a sus amigos. Eso sí, quiero aclarar que yo seré muy grosero, pero a una señorita nunca le dirigiré palabras tan vulgares.


Otra experiencia curiosa que me pasó dentro de las redes sociales, es que he visto ya tres veces a la misma chava en fotos, pero con diferentes nombres, diciendo que acaban de llegar a la ciudad y poniendo álbumes de fotos con nombres que son algo así como: "yop bien sexy :P" o "mi desmadre jeje", y llenas de imágenes muy insinuantes al sexo. Mi mejor amigo fue víctima de una situación parecida a esta, es más, se las voy a contar.


Un día llegó contándome que conoció a una chava de Cozumel por facebook, que estaba bien maciza y etc., ya saben, hombres. Ese mismo día llegué a mi casa temprano, y como buen "geek" que soy, entré a mi Macbook. Busqué el perfil de mi amigo y me vengo a enterar que ya se encontraba en una relación con alguien, y ¿Qué creen?, a que no adivinan con quién era. Por curiosidad me metí a su perfil para saber quién era y con quién se estaba metiendo mi compa, y pues, la agregué como amigos, me aceptó, luego intercambiamos correos y comenzamos a chatear, platicando con ella me comentó que tenía una media hermana que acababa de hacer su facebook, que la agregara, y !Oh, sorpresa!, era otra vez la misma chica que había visto pero con otro nombre. En ese momento me di cuenta de algo, los engaños existen, y están tan cerquita como la tiendita de la esquina, y no siempre depende de ti encontrarlos. Como me di cuenta de eso, le dije que no se anduviera con mamadas, que no me gustaba eso y que se fuera a la verga. Le comenté a mi amigo y se rió, como no creyéndome, luego le enseñé las fotos y me dijo que le valía verga que de cualquier manera no quería andar con ella, sólo era una oportunidad (ahora fallida) para coger algún día en Cozumel. De hecho hace poquito queríamos entrar a su perfil para recordar la situación, y ya no lo encontrábamos, parece ser que se borró en el espacio.


Verga otra cosa que, en serio, cómo me enferma, es que te manden solicitudes para entrar a algún grupo, y así saber los grandes misterios del mundo. "Conoce los mensajes subliminales de Toy Story 3 (Impresionante)" "El secreto de las hamburguesas de McDonald's (Muy desagradable)" "Cómo Taylor Lautner consiguió músculos tan rápido (Asqueroso)". A ver PENDEJO, ¿Cómo te explico que me vale madres? No, no, no, y eso no es todo. El otro día hice la prueba para saber el meollo del asunto, a ver si en verdad me daba súper poderes saber todo eso y adivinen con qué me topé, ¡No existen tales secretos! En todos esos grupos te dan varios pasos para descubrir "las verdades de la vida", empezando por ser parte del grupo, sugerir la página a todos tus amigos y al final te presenta un vínculo que te manda al supuesto secreto, y la más grande sorpresa, te aparece una página de internet en la que te dice: "No invitaste a todos tus amigos, intenta otra vez". Primero pensé "Mmm.. muy cierto, la verdad sólo le piqué al estúpido link", pero como buen observador que soy, me doy cuenta de que la barra de direcciones terminaba en ".jpg" ¿Saben lo que es eso? ¡".JPG"! La famosa dirección de la página para saber el secreto, ¡Es una estúpida imagen! ¡Siempre te dirá lo mismo! Lo que no entiendo es cómo la gente es tan pendeja para caer en esas tonterías, y todavía comentar en el grupo: "no entiendo :S ya ize todos los paszos y no szirve :(" o este otro que decía "no aii ningun secreto HAHAH xD" Aparte me encanta porque escriben Horrible, con "hache" mayúscula, y ponen sus caritas idiotas, se ríen con "haches" como si fueran muy gringos, etcétera.


La verdad, estamos perdidos en las redes sociales, aclaro ES-TA-MOS, me incluyo. De hecho, un estudiante de la UNAM aseguró que su vida está resuelta con las redes sociales. Si se siente solo, lo expresa y de inmediato le responden, si necesita dinero, también, si se quiere masturbar, las redes sociales se masturban por él. Sólo imagínense cómo le hubiera servido esto a Pancho Cachondo, las redes sociales se hubieran desnudado por él, y aparte de todo, miles de cabrones le hubieran dado un "like". Chale, por este tipo de pendejos, el mundo se vuelve peligroso y adicto.


No sólo chingo a todos, admito que yo también he hecho pendejadas parecidas, pero no mames algunos se pasan, la neta. Pero bueno, en fin. Yo creo que no se nace pendejo y que cada quien sabe qué pedo con sus vidas. Cuídense, y lo digo como algo literal, cuídense.

17 de junio de 2010

Mi herida preferida


Aveces me dan ganas de volver el tiempo atrás, y de sentirme como cuando todo empezó de una manera increíblemente perfecta. Desde las primeras miradas que me diste, los momentos junto a ti, los segundos de espera ante el teléfono y las llamadas interminables, tus mensajes por la noche, tus abrazos y tus besos, las citas en algún restaurante, al cine o algo tan simple como estar contigo en el parque de tu casa, llenaban tanto mi corazón. Realmente hubo momentos en los que me costaba trabajo creer, pero no creer en ti, o en mí, o en la relación, me costaba trabajo creer en esa famosa magia del amor que nunca llegaba, y que cuando llegó, fue algo fantástico. Recuerdo nuestras tonterías, los juegos, cada beso y cada caricia que nos dábamos, era impresionante el poder que tenía el amor en esos momentos, tanto, que se me eriza la piel sólo de recordarlos. También recuerdo una noche junto a ti, mientras te veía durmiendo pensaba, más bien deseaba, que todo eso nunca se acabara.


Pero luego llegó ese día. El día de la dolorosa catástrofe. El peor error que he cometido en mi vida, desastroso. El haberte maltratado, gritado y mi falta de respeto hacía ti, hace que me den ganas de morirme, así como murió la relación. Lamento haber hecho todo esto, de hecho, lamento haber destruido lo más importante, que no era sólo la relación, sino la hermosa ilusión, esa hermosa sensación de amor y de poder sentirme en el cielo y en la luna siempre que estaba contigo. Ahora, cada vez que te veo, sólo siento un coraje y odio hacia mí mismo, razones que se hacen más fuertes cuando recuerdo lo bello que era y que ahora ya he arruinado.


Si tan sólo hubiera...no, el hubiera no existe, debo afrontar esta situación cada ves que veo al espejo y ser fuerte, aprender de los errores de la vida y darle el visto bueno a las cosas. ¿Qué tal si este error me hará tratar a mi siguiente pareja con mayor delicadeza? ¿O qué tal si este error hará de mí una fuente de inspiración para escribir historias de desamor y descontento? Discúlpame, sé que soy un grosero al hacer que te sientas "usado", pero no es esa mi intención. De hecho te tengo que dar las gracias por todo lo que me hiciste aprender y por todo lo que me hiciste sentir. Haz hecho que una persona, nunca en la vida se olvide de ti, haz trascendido en mi corazón y en mi mundo. Haz hecho de esto, de las mejores cosas que podría recordar. Haz hecho de esto un sin fin de canciones que cantar. Haz hecho de mí una persona más madura y decidida. Haz hecho de mí una persona menos recaída. Haz hecho de esto la mejor experiencia de mi vida. Haz hecho de esto mi herida preferida.